7 beneficios del deporte con niños en verano

Únete al club Afterscool y recibe todas las novedades, contenidos y descuentos

Compartir el deporte con niños para cuidar su salud

Llega el buen tiempo y el período de descanso que todos estábamos esperando. Es tiempo de dedicarse a todo aquello que siempre dejamos”para cuando llegue el verano”; sin embargo, cuando por fin quieres empezar, tus hijos tienen vacaciones y debes pasar tiempo con ellos. ¿Esto va a impedir que hagas ejercicio? ¡Por supuesto que no! Puedes disfrutar del deporte con niños e inculcarles valores y hábitos saludables desde pequeños. ¿Cómo? ¡Sigue leyendo!

Hacer deporte es muy importante; el sedentarismo parece que esté “de moda”, y está claro que los horarios apresurados y la mala alimentación son factores que no ayudan a la población a mantenerse en buena forma. Por eso, cada vez es más común la concienciación en las escuelas sobre los buenos hábitos alimenticios y el cuidado de la salud de los niños. Las familias también son una parte imprescindible en este ámbito; los peques aprenden lo que ven en casa y se identifican con las costumbres de sus padres. El deporte con niños es muy positivo, ya que aporta múltiples beneficios a tus hijos.

¿Los conoces?

1- Crea rutinas y hábitos saludables 

Los niños que hacen deporte con sus padres desde pequeños, adquieren este hábito como algo natural en su vida diaria, además son más propensos a seguir hábitos saludables como una buena alimentación y ejercicio físico diario en el futuro.

2- Fortalece los lazos familiares

Al hacer una actividad conjunta cada día, tus hijos y tú crearéis una relación mucho más fuerte. Compartiréis una afición, unas costumbres y unos objetivos. ¡Es una forma genial de acercarte a tus hijos mientras hacéis una actividad diferente, saludable y muy motivadora!

3- Facilita la superación de retos en el día a día

Cuando eres deportista, te enfrentas a un reto nuevo cada día; llegar a las 5 flexiones, a las 10, a las 20… Te superas constantemente y al hacerlo, ganas mayor confianza en ti mismo. Por eso, en la vida diaria, lejos del deporte, está demostrado que una persona que sigue rutinas físicas, siempre lucha por superar las adversidades y busca las mejores soluciones para pasar a la “siguiente fase”. Si tus hijos adoptan una rutina de ejercicios, desarrollarán esta capacidad de superación personal y en el futuro se verán capaces de luchar por sus metas hasta el final.

4- Mejora la resistencia física

En el deporte con niños es muy importante conocer la resistencia física de tus hijos; ir subiendo la intensidad de cada carrera, ejercicio y actividad hará que su capacidad física mejore y se sientan capaces de ir un pasó más allá en cada rutina de ejercicio.

5- Aumenta la autoestima

Por cada reto superado, el niño se sentirá mejor con él mismo y su autoestima mejorará.  Los padres deben apoyar siempre a los hijos durante el ejercicio físico y animarles incluso cuando no llegan a sus objetivos. “La próxima vez lo harás mejor” o “Ya faltaba poco, mañana lo tienes”, son frases que les motivarán para seguir intentándolo.

6- Fomenta el trabajo en equipo

En el deporte con niños, tus hijos y tú seréis un equipo. Os animaréis mutuamente, os ayudaréis a conseguir los objetivos y crearéis un sentimiento de respeto y compañerismo que ayudará a tus hijos en su futuro, cuando se vean envueltos en una situación de trabajo en equipo y tengan que tomar decisiones, escuchar y respetar a los compañeros.

7- Ayuda a conocer las propias limitaciones  

Decir “no” también es bueno de vez en cuando. El ejercicio físico enseña a los niños a aceptar sus limitaciones. Cuando el cuerpo “ya no puede más”, el deportista debe parar y esto le hace ser consciente de hasta dónde llegan sus límites físicos. Los padres que hacen deporte con sus hijos, pueden enseñarles a aplicar esta idea en el terreno social. Cuando uno “no puede”, debe ser capaz de negarse; porque igual que el cuerpo tiene un límite, las personas también.

El deporte con niños no solo beneficia a los más pequeños, también supone una satisfacción para los padres, ya que ven cómo, día tras día, sus hijos son capaces de superarse, crecer física y mentalmente y ser conscientes de la importancia que tiene cuidar de su salud. Sin duda, una de las decisiones más acertadas es la de compartir tu rutina diaria de ejercicios con tus hijos. ¡Es una forma magnífica de normalizar el deporte en su vida y evitar que sufran problemas de salud en el futuro!

¿Te ha gustado este artículo? ¡No dudes en compartirlo en tus redes sociales! 

Y si no quieres perderte nada… ¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

(Visited 70 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *