Consejos para la vuelta al cole

Únete al club Afterscool y recibe todas las novedades, contenidos y descuentos

Dile adiós al “síndrome postvacacional”

La “vuelta al cole” es una especie de primero de enero, en donde volvemos a organizarnos, nos planteamos nuevos propósitos, nos apuntamos a nuevas actividades y sobre todo, volvemos a encaminarnos en la rutina, horarios y deberes. Pero no es novedad que el síndrome post vacacional está presente, y con algunas pequeñas acciones, podemos hacer que el regreso a clases sea tan cómodo como emocionante!

En cuanto a tips y consejos no hay nada que no se haya dicho, pero nunca está de más hacer un breve resumen de todas las cosas que podemos hacer para tener un feliz regreso a las aulas.

Algunos consejos para la vuelta al cole

  • Regularizar horarios y comidas: es clave empezar a normalizar los horarios un par de semanas antes de la vuelta al cole, tanto a nivel de horas de sueño como a nivel de comidas. Está demostrado que el sueño está directamente relacionado con el nivel de bienestar y rendimiento escolar. Si el niño o niña todavía hace siestas, mejor que estas sean cortas.
  • Actitud positiva: En algunos casos, los niños ven el hecho de retomar las clases cómo algo que les perjudica. Para contrarrestar este sentimiento os aconsejamos enfatizar las cosas buenas que comporta esta vuelta al cole como el reencuentro con los compañeros, el inicio de actividades extraescolares o el aprendizaje de cosas nuevas.
  • Mantener hábitos y responsabilidades en casa siempre ayuda a seguir un orden y una cierta disciplina. Involucrar a tus niños en tareas como guardar sus juguetes o acordar realizar algunas tareas de verano en un horario previamente establecido puede ayudarnos a que entrar en cintura no sea tan doloroso.
  • Practicar actividades de forma lúdica en casa como la lectura, dibujo, manualidades, juegos educativos.
  • No romper drásticamente con la dinámica del verano: intentemos seguir yendo al parque o matener espacios para el juego y actividades lúdicas, sobre todo teniendo en cuenta que gozamos de un clima excepcional hasta octubre. El síndrome postvacacional no se combate con la restricción total de las costumbres que han seguido los niños durante tres meses, al contrario, hay que acostumbrarles a la rutina poco a poco.
  • Organizar un encuentro con algunos compañeros de clase antes de empezar siempre ayuda a ir entrando en situación. Además, los ayudará a sentirse seguros el primer día al saber que sus compis estarán allí.
  • Primer día sin estrés: es importante que el primer día nos levantemos con tiempo, desayunemos tranquilos y empecemos bien el día, sin nervios adicionales de forma gratuita.
  • Sobre todo en preescolar e infantil, la despedida debe ser firme y segura aunque dejando claro que en unas horas estaremos ahí para recogerles y sin prolongaciones. La recogida debe ser muy cálida y entusiasta, interesándonos por su jornada sin agobiarles.
  • La #VueltaAlCole de los papis: Prepara también todo lo que necesites el día anterior: la ropa del trabajo, el maletín de la oficina o ese correo que sueles enviar aún cuando estás en cama. Además así tu peque tendrá un ejemplo a seguir.
  • Vecinos al poder: A veces ir todos los días a llevar y recoger a tu peque puede hacerte sentir un poco atado, así que con tiempo, puedes organizarte con otros vecinos que vayan al mismo cole para que unos se encarguen de las idas y otros de las vueltas, y así ganar un poco de flexibilidad.
  • Alerta pantallas: sabemos que la mayoría de los peques durante las vacaciones suelen tener más libertad en el acceso a las tablets, el móvil de mamá/papá o la tele. Durante los días previos a comenzar, no está de mas implementar pequeñas rutinas que nos permitan controlar el uso de dispositivos.
  • Espacio ideal: podemos escoger con nuestro peque alguna mesa especial en casa para que sea su escritorio, colocamos lápices, hojas y colores, una lamparilla y algunas actividades que podamos imprimir de internet.
  • Preparar el material juntos: es importante que involucremos a nuestros niños en la compra de sus útiles escolares y la preparación de los mismos. Podemos incluirlos cuando tengamos que etiquetar la ropa, marcar los lápices o preparar la mochila.
  • El diario del verano: podemos dedicar un par de horas a preparar con nuestros peques un diario del verano con fotos de los paseos a la playa, viajes, o quedadas en el parque, además de escribir algunas anécdotas y finalmente escribiremos con ellos cuales son sus deseos para este nuevo curso: si no se les ocurre nada, puedes estimularlos haciendo preguntas como: ¿Quieres hacer nuevos amigos? ¿Te gustaría mejorar en mates? ¿Quieres aprender nuevas palabras en otro idioma?…

¿Qué opinas? ¿Cuál es tu experiencia? Nos encantará compartir nuestras visiones sobre el tema.

¿Te ha gustado este artículo? ¡No dudes en compartirlo en tus redes sociales! 

Y si no quieres perderte nada ¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

(Visited 74 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *